#Avanzado

Rooteo de móvil en Android

rootear-un-telefono-android

 

 

Android se ha convertido en el principal sistema operativo usado por los móviles en la actualidad. Actualmente la versión 5.0 L se está empezando a instalar en algunos terminales añadiendo nuevas funcionalidades y corrigiendo pequeños bugs que se detectaron en las versiones anteriores.

Pero hay pequeñas funciones ocultas que las versiones de Android no nos proporcionan de fábrica… pero que podemos implantarlas con un método de rootear Android.

En este artículo vamos a ver en que consiste el proceso de rootear un teléfono con Android así como las principales ventajas y desventajas que pueden tener sobre nuestro terminal.

¿Qué significa rootear nuestro móvil?

Cuando nosotros compramos un teléfono Android, y lo utilizamos, tenemos solamente accesos de usuario para controlar todas las aplicaciones. Esto para el usuario básico no significa nada… pero para usuarios más avanzados supone una limitación importante.

Existen aplicaciones que necesitan permisos de Root(administrador) para funcionar porque requiere acceder a ciertos archivos que el sistema proteger por protección.

El proceso de rootear Android consiste en conseguir acceder como administrador al encender nuestro móvil y no tener ningún tipo de limitación mientras estemos usándolo.




En la mayor parte de las veces el proceso es muy sencillo. Solo tendremos que seguir una serie de instrucciones y asegurarnos de que todo funciona correctamente. En terminales nuevos los primeros métodos que aparecerán serán algo complicados pero se irán facilitando a medida que vaya pasando el tiempo.

Proceso general para Rootear Android

Este proceso es similar entre todos los móviles que lleven Android, pero no idéntico. Es importante saber exactamente cuál es nuestra versión de teléfono. Por ejemplo: Si tenemos un móvil Samsung Galaxy Note 4 y estamos siguiendo un método para rootear un Note 3 es bastante probable que corramos el riesgo de brickear el teléfono.

Lo primero que tenemos que hacer para conseguir ser usuario root es encontrar los drivers para que nuestro ordenador lo reconozca. Esto no suele ser complicado; la propia página nos debe de ofrecer la opción para su descarga… también es posible que, junto con el móvil, nos venga un pequeño CD con los drivers aunque esta opción está empezando a desaparecer.

Modo desarrollador

El modo desarrollador tiene que estar activado para iniciar el proceso de rootear Android. Es muy simple hacerlo.

Por defecto es una opción que está oculta ya que los usuarios básicos no encontrarán nada de utilidad en ella. Tendremos que acceder a ajustes y buscar la opción información del dispositivo.Entonces pulsaremos siete veces encima del número de compilación que nos aparece.

Una vez hecho el modo estará activado.

Cuando conectes el móvil al pc te aparecerán una serie de opciones. La más habitual suele ser usar el móvil como disco duro, opción que nos permitirá pasar las imágenes y videos directamente al pc. Pero también existen otras como usar la cámara como webcam o activar la “depuración USB”. Esta última es la que tendremos que utilizar para empezar con el proceso de “rootear Android”

Uso de un programa externo

Teniendo instalado los drivers y activado el modo desarrollador podemos seguir con el proceso. Este punto es clave y distinto para cada modelo. Normalmente nos descargamos una aplicación como ADB o similares.

Es importante estar siguiendo una guía para conseguir permisos de “usuario root” específica para nuestro modelo de teléfono y versión de Android. El programa puede variar pero suele ser muy sencillo de usar.

Libera tu Android sin usar el ordenador

Este método desde luego es el ideal ya que nos permite ahorrarnos todos los pasos anteriores. Lo único que tenemos que tener claro es la compatibilidad de nuestro teléfono Android.

En este proceso nos descargamos una aplicación que instalaremos en nuestro teléfono. Esta app se encargará de ejecutar el proceso y así rootear Android.

Algunos nombres de estas aplicaciones son Z4Root, Universal Androot o SuperOneClick

Pero volvemos a repetir lo mismo. Antes de instalar cualquiera de ellas en nuestro teléfono Android es muy importante saber si son compatibles.

como-rootear-un-telefono-android

Ventajas del Root

Ya hemos comentado que rootear Android nos permite obtener acceso a ciertas opciones que desde un principio tenemos capadas. Algunos usuarios deciden obtener permisos de “usuario root” nada más tener su teléfono nuevo mientras que la mayoría de usuarios no llegarán a hacerlo nunca.

¿Quieres saber cuáles son esas funciones especiales?    

Graba todo lo que ocurre en la pantalla

No me estoy refiriendo a hacer una captura fotográfica de la pantalla de nuestro dispositivo. Me refiero a conseguir grabar, con una gran calidad de video, cualquier cosa que esté ocurriendo en nuestro móvil Android.

Aunque existen aplicaciones que supuestamente funcionan sin necesidad de permisos root, no terminan de funcionar correctamente.

Esta opción es muy útil sobre todo para youtubers que buscan grabar sus partidas en un juego o mostrar el funcionamiento de una determinada aplicación. Además, también son capaces de capturar el audio por lo que la experiencia multimedia es completa.

Si estáis buscando un programa que sea compatible con vuestro dispositivo tenéis que probar el SCR Pro que nos permite personalizar la calidad al máximo tanto como lo permita nuestro móvil Android.

Cambio de ROM

Una ROM se encarga de definir el aspecto y funcionamiento interno del sistema. Seguimos usando Android en la versión que teníamos pero con un buen lavado de cara.

Cambiar una ROM ofrece al sistema ser capaz de realizar algunas funciones extendidas o tener un rendimiento más elevado que el sistema base.

Lo principal que se necesita para este cambio es hacer finalizado el proceso de “rootear android”

Overclocking

El Overclocking  es un proceso que nos permite ganar velocidad y rendimiento usando las capacidades básicas de hardware del dispositivo Android. Sin embargo es un proceso arriesgado; normalmente está limitado por alguna razón y puede llegar a producir problemas en nuestro teléfono.

Lo ideal, antes de obtener permisos de usuario root para hacer Overclocking es leer en foros y comunidades sus efectos en nuestro teléfono.

Instalación de apps en la tarjeta de memoria

Seguramente conocemos a un amigo que nos comenta que por mucho que elimine aplicaciones y elementos multimedia en su móvil, siempre le salta un aviso indicando que falta espacio. Esto es debido a que las aplicaciones se instalan por defecto en la memoria principal del teléfono.

Es cierto que las últimas versiones de Android ya permiten mover y ejecutar las aplicaciones desde la SD pero hay algunas que todavía se resisten al usar archivos protegidos por el sistema.  Una de las principales ventajas de rootear Android consiste en obtener la total libertar para trasladar archivos a nuestro antojo.

Desventajas de ser Root

Aunque no son muchas, es importante echarles un pequeño vistazo para no meter la pata en algún punto crucial.

Pérdida de la garantía

Existe la creencia popular de que cuando se realiza el proceso de rootear Android  perdemos la garantía del dispositivo. Esto es una verdad a media y dependerá siempre de las condiciones que te pueda imponer el fabricante.




Si en las condiciones nos explican que, efectivamente, si rooteamos perdemos la garantía tenemos una posible solución. Según el momento se puede seguir un proceso para desrootearlo y dejarlo como si estuviera de fábrica.

En realidad este es uno de los principales inconvenientes a la hora de decidir sobre si rootear o no nuestro teléfono. Si lo hemos comprado de forma reciente es muy posible que no nos decidamos a hacerlo hasta que haya pasado un tiempo que consideremos prudencial.

Pérdida de algunas funciones

Aunque no es habitual suele pasar. Hace un tiempo apareció una leyenda urbana en internet que aseguraba que al Rootear el Xperia Z3 su cámara sufría una pérdida importante de calidad.

Lo peor de todo es que se terminó demostrando que era verdad al comparar fotografías antes y después de realizar el proceso de “rootear Android”.

Estas restricciones son aplicadas directamente para el fabricante con el objetivo de evitar que se haga. De todas formas este cambio se produce por el proceso que se sigue al rootear; seguramente con el paso del tiempo se pueda seguir un método distinto que no signifique la pérdida de alguna característica de fábrica.

Os comento lo mismo que en el punto anterior; si queremos asegurarnos de que no vamos a perder ninguna característica especial os recomiendo buscar información antes de convertirnos en usuario root.           

Riesgo de Brick     

Durante todo el artículo me he estado refiriendo al término brick y es posible que no sepáis su significado. Cuando nos referimos a un terminal brickeado estamos hablando de un teléfono Android inutilizado donde no podemos ni acceder a su sistema operativo.

Dependiendo del proceso que sigamos al rootearlo podemos llegar a brickearlo. Para evitarlo es conveniente seguir al pie de la letra las instrucciones, asegurarnos de que es compatible con nuestro modelo de teléfono y, ante cualquier duda, consultar antes de meter la pata.

De todas maneras no debemos preocuparnos demasiado. La mayoría de teléfonos con un brickpueden arreglarse; normalmente podemos acceder al recovery y cargar una copia de seguridad o conseguir restaurar la configuración que venía de fábrica.

¿Es lo mismo liberar tu Android que rootearlo?

Cuando una persona busca liberar su móvil se está refiriendo, normalmente, a poder usarlo con cualquier compañía independientemente de aquella en la que lo contrató. Es importante establecer su diferencia con el proceso de “rootear Android” porque puede llevar a confusión.

El proceso de Root que hemos descrito en los puntos anteriores no permite liberar el teléfono. Por ejemplo: Si nuestro terminal es de Vodafone y queremos usarlo para Movistar, convertirnos en un “usuario root” no nos va a ayudar a conseguirlo.

Para liberar un móvil tendremos que contratar un servicio de una empresa que se encargará de calcular el código de desbloqueo a partir de nuestro código IMEI. Es cierto que no es la única manera, existen algunos métodos que nos permiten cambiar archivos del teléfono y engañarlo para hacerle creer que está liberado… pero eso es tema de otro artículo.




Resumiendo, tenemos que tener cuidado con esta sutil diferencia al buscar una guía sobre ambos procesos por internet.

como-rootear-un-movil-android-rapido

 

Conclusión: ¿Rootear Android sí o no?

Ya habéis leído en que consiste el proceso y las principales ventajas/desventajas de hacerlo. Yo os recomiendo que, pese a que el riesgo de liarla es casi nulo, solo lo hagáis en el caso de que lo consideréis necesario. Si no necesitáis ninguna funcionalidad adicional no lo hagáis por hacer… por que no notareis ninguna diferencia apreciable.

A pesar de no ser demasiado delicado, tener cuidado a la hora de convertiros en usuario root y leer todas las guías y ayudas para conseguir acabar el proceso con éxito.